Sobre los procesos de selección

18 May 2018
IMG_8455

Cada vez que entro al Mercado de Cine en la Berlinale, me siento abrumada por la cantidad de películas que se están ofertando, vendiendo, buscando distribuidor, buscando coproductor, buscando a su público y su espacio para ser vistas. Miles de títulos que te llaman desde los trailers en pequeñas pantallas, desde sus pósters, hojas, postales, tarjetas de presentación, libros, catálogos…

Cada título forja su camino y en poco menos de dos años termina su circuito “festivalero” y pasa a los archivos de IMDB como título que le valdrá historial a sus creadores.

El año pasado, el FIC Monterrey recibió 1,364 películas, de las cuales se proyectaron 126 títulos. Ahora, la pregunta que siempre me hacen es ¿cuál es el criterio para hacer la selección? ¿Qué tenían esos 126 filmes para ser material de selección?

Lo primero es que sea una obra no amateur, cualquier producción que no cumpla con los requisitos mínimos de fotografía, sonido, iluminación, actuaciones y guión, no es seleccionable.

Lo segundo es su procedencia. Se busca tener un balance inclusivo de su lugar de procedencia. En la sección internacional, de los países que más películas inscriben a nuestro festival son de Alemania y España, pero no por ello la mayoría de los títulos seleccionados son de estos países. Se busca que haya una representación de continentes y de países diversos, así como de temáticas y equidad de género en cuanto a directores. No tenemos secciones exclusivas de ópera prima, ni de cine de mujeres, pero estas categorías sí suelen ser factores influyentes al momento de decidir si pertenecen o no a la sección oficial de largometraje internacional. Lo que no encontrarás en la sección oficial en competencia, son cineastas consagrados. Regularmente se busca que sean cineastas en ciernes con carreras prometedoras.

Finalmente, pero no menos importante, la propuesta cinematográfica. El filme debe ser una obra que conmueva, que te ponga a pensar, que te sacuda a todos los niveles. Esto es de lo más importante al momento de seleccionar una película: que no te deje inerte.

Cada festival tiene su personalidad, y antes de inscribir tu proyecto a cualquier festival, te recomiendo que eches un vistazo a su selección oficial de años anteriores para ver qué tipo de obras seleccionan: latinas, de denuncia social, políticas, de género, de mujeres, etc.

No tengas miedo de etiquetar tu película, inclusive las plataformas de registro a festivales de cine, como Festhome, te piden que pongas etiquetas en tus películas para que puedas encontrar un espacio más afín a ellas.

Todo se trata de encontrar el camino de tu película y al público para la que está hecha. Estoy segura que si te tomas el tiempo de estudiar los festivales y etiquetar apropiadamente tu título, te será mucho más sencillo encontrar ese camino.

Texto: Narce Ruiz
Edición: Marcela Reyes

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Security Code: